Porque no todos los días son iguales, tampoco los desayunos. Un día te apetece un lácteo y al otro algo más fresquito, pero sin renunciar al aporte de energía para empezar el día. La naranja, fruta de vitamina C por excelencia, contiene múltiples propiedades. Es un poderosísimo antioxidante natural gracias a esta gran cantidad de vitamina C que contiene, que favorece además, la cicatrización y refuerza el sistema inmunológico, entre otros. Uno de los usos más conocidos de esta fruta es que nos ayuda a reducir los síntomas de los resfriados, propios en la época de invierno.

Un desayuno completo donde los haya, con un buen aporte de fruta y del zumo de naranja, proteínas que obtenemos de la pechuga de pavo y omega 3 del aceite de oliva. ¡¡Un aporte de energía para empezar el día con alegría!!

Ingredientes:

2 naranjas

2 rebanadas de pan

1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra

2 lonchas de pechuga de pavo cocida

30gr de uvas

Elaboración:

Con ayuda de un exprimidor sacar el jugo a las naranjas, tostar el pan al gusto y echar media cucharadita de aceite de oliva virgen extra a cada una de las tostadas. Añadir una loncha de pechuga de pavo cocida. Lavar bien las uvas y presentarlas en un bol pequeño.

¡Ahora que ya has recargado de energía tu organismo, vamos a por el día!