Las ensaladas son el plato perfecto para a la vez de disfrutar de todas sus variedades podamos cuidarnos. Hay muchos tipos de ensaladas, y se le puede echar muchos alimentos, pero al final se nos acaban las ideas y acabamos haciendo siempre las mismas.

La calabaza es un ingrediente muy nutritivo pero poco utilizado en este tipo de platos. Aquí os ofrecemos una ensalada de calabaza asada con feta y espinacas aliñada con miel y piñones para poder disfrutar la calabaza, rica en vitamina B1, B2, B6, C, así como ácido fólico, magnesio, hierro y fósforo de una forma diferente.

Os proponemos esta ensalada innovadora y con la que seguro que sorprendes a todos a la vez que cuidas su salud. 

 Ingredientes

  • 1 calabaza, pelada, sin semillas y cortada en trozos grandes
  • 100g de queso feta
  • 2 tazas de mezcla de rúcula & espinaca
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Almendras en trocitos
  • Pipas de calabaza peladas
  • Sal y pimienta

Para el aliño 

  • 100 ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de miel
  • 75ml de vinagre de vino tinto
  • 2 cucharadas de piñones tostados (en el horno durante 3 minutos a 200c)
  • 2 cucharadas de pasas de Corinto (en remojo en agua caliente durante 5 minutos luego escurridas) 

Paso a paso

Lo primero de todo precalentamos el horno a 220 grados. Ponemos la calabaza en una bandeja o recipiente que se pueda introducir en el horno, la mezclamos con 100 ml de aceite de oliva, la sazonamos con sal y pimienta y la introducimos en el horno durante 25-35 minutos dándole la vuelta hasta que esté dorada. La sacamos del horno y la dejamos reposar para que se quede templada.

A continuación realizamos el aliño. Cogemos un recipiente con capacidad de 1 litro. Añadimos la miel y la ponemos a fuego lento. Dejamos que la miel hierva, añadimos el viñagre y lo reducimos a 1/4. Una vez hecho esto añadimos los restantes 100ml de aceite de oliva y volvemos a hervir. Apagamos el fuego y lo mezclamos rápido con las pasas de corinto (escurridas) y los piñones. Una vez hecho esto lo guardamos a temperatura ambiente.

Una vez hecho esto colocamos en un cuenco grande la calabaza asada, 5 cucharadas soperas del aliño de miel y piñones y lo mezclamos con el queso feta y las espinacas.  

Para finalizar  el plato echamos por encima las almendras y las pipas de calabaza y ya está listo para comer.

Truco: El aliño puede conservarse durante dos meses en un recipiente hermético en el armario para un uso posterior.