¡¡Tortilla rellena de vitaminas!!

La acelga es uno de los vegetales más antiguos que se conocen, se consume alrededor de más de seis millones de años. Se trata de un alimento con el más alto contenido en vitamina K que existen. Las espinacas contienen un 91% de agua, por lo que es ideal para mantener nuestro cuerpo hidratado. Esta vitamina es de gran ayuda con la salud ósea e interviene en la coagulación. También contienen vitamina A, E, B1, B3, B6 y B9 necesarias para las funciones metabólicas celulares. Aportan un alto contenido en hierro, potasio y magnesio. Y grandes cantidades de fibra soluble que colabora con el buen tránsito intestinal. ¡Es una verdura súper recomendable dentro de una alimentación equilibrada!

Ingredientes:

3 huevos

300 gr de espinacas

2 dientes de ajo

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Elaboración:

Primero lavamos las espinacas, en una sartén ponemos una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra, rehogamos las espinacas con los dientes de ajo partidos a rodajas.

En un bol aparte batimos los tres huevos con una pizca de sal, añadimos las espinacas rehogadas dejando aparte los ajos. En una sartén antiadherente ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y cuajamos la tortilla por ambos lados.

Y ya la tendríamos lista para servir.