Todas las épocas del año son buenas para endulzarse un poco la vida, y si encima contamos que estamos en la temporada de las cerezas más aún. Las cerezas nos aporta ese sabor dulce a la vez que nos cuida.  Es una fruta que aporta vitamina C, ácido fólico, provitamina A y vitaminas B! y B6. Además es rica en potasio y en fibra. Os proponemos una receta sencilla con la que poder sorprender a todo el mundo en vuestras comidas estivales.

Ingredientes

Para la masa

  • 1 cucharada de mantequilla
  • 50 gr. de azúcar
  • Aroma de vainilla
  • 2 huevos

Para la salsa de cerezas

  • 200 gr. de cerezas
  • 150 ml. de agua
  • 75 gr. de harina
  • Licor de cerezas

Paso a paso

Comenzamos preparando la masa: Batimos los huevos con el azúcar, una vez mezclado vamos agregando (poco a poco) la harina, la nata y la mantequilla pomada. Una vez esté bien mezclado se vierte la masa en los moldes individuales que se vayan a utilizar. Para acabar con la masa, lavamos algunas cerezas, las partimos por la mitad quitándoles el hueso e introducimos trocitos en los moldes. Precalentamos el horno a 180 grados, e introducimos las tartaletas unos 10 minutos.

Ahora pasamos a elaborar la salsa de cerezas: Comenzamos hirviendo el agua con azúcar. Una vez hirviendo incorporamos un chorrito de licor de cerezas. Dejamos que se enfríe y agregamos el resto de cerezas sin hueso. Lo trituramos todo y una vez saquemos las tartaletas del horno le agregamos la salsa, dejamos enfriar la tartaleta y listo para comer.