Ideal y fresquito, porque el desayuno es el alimento más importante del día, y en verano tomar smoothies nos hidrata y nos ayuda a recuperar las perdidas de electrolitos que se producen con el sudor. Además, estos batidos contienen gran aporte nutricional gracias a la fruta, en este caso, el protagonista de nuestra receta es el plátano por su contenido en hidratos de carbono que se traducen en energía. También aporta cantidades elevadas de fibra, maravillosa para el tránsito intestinal; potasio, que mejora la actividad muscular y magnesio, fundamental para fortalecer los huesos y dientes y mejora la inmunidad.

Su consumo está muy recomendado para cualquier persona. ¡Perfecto para toda la familia!

Ingredientes:

  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 plátanos maduros
  • ½ taza de miel
  • ½ taza de cubitos de hielo
  • 1 y ½ taza de yogurt

Elaboración:

Primero pelamos y troceamos los plátanos en rodajas, reservando una o dos para decorar. En un vaso de batidora incorporamos todos los ingredientes en el siguiente orden: primero la miel, el extracto de vainilla, los plátanos, el yogurt y por último añadimos el hielo. Batimos a velocidad media hasta que todos los ingredientes estén bien triturados, para darle un toque más espumoso le subimos velocidad a la batidora.

Verter el smoothie en un vaso frío y decorar con las rodajas de plátano. ¡Y a disfrutar de este desayuno fresquito!