Esta receta oriental es sencilla y con ingredientes que podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado, perfecta para cualquier ocasión.

El limón es uno de los productos estrella del otoño, por lo que está en plena campaña de recolección la variedad limón fino, que posee un sinfín de maravillosas propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo, es rico en vitamina C, sales de sodio, potasio y calcio. Es un potente antioxidante gracias a la gran cantidad de flavonoides que contiene, nos ayuda a combatir alergias e infecciones, es un gran aliado contra las hemorroides y las varices.

Su consumo con agua tibia ayuda a limpiar el organismo, ayuda a reestablecer el ph del cuerpo y sirve para quemar grasa.

Hay estudios que afirman que si hervimos la cáscara de limón, ese jugo ayuda a aliviar la migraña y dolores de cabeza.

Pollo al limón estilo oriental

Ingredientes para 4 personas:

2 pechugas de pollo enteras

2 limones

2 cucharadas de maizena

Aceite para freír

2 cucharadas de azúcar

100ml de caldo de pollo

50ml de salsa de soja

Elaboración:

Cortamos en finas rodajas medio limón y exprimimos el resto. En un cazo ponemos el zumo de limón con el azúcar, el caldo de pollo, una cucharada de maicena y las rodajas del limón enteras, a fuego lento hasta que se espese un poco.

Marinamos en la salsa de soja las pechugas de pollo hechas filetes gruesos, al menos durante 30 minutos. En un bol mezclamos una cucharada de maicena con el huevo batido y con esta mezcla empanamos las pechugas. Freímos hasta que estén doradas.

Para montar el plato colocamos las pechugas y rociamos con la salsa que hemos hecho y colocamos a modo decoración las rodajas de limón.