Comienza la temporada de la nectarina, una de las frutas veraniegas más consumidas en esta época del año y similar al melocotón. Dulce, de hueso y carnosa aporta muchos beneficios, entre ellos grandes dosis de agua para hidratar nuestro cuerpo y combatir el calor. Es rica en fibra, vitamina C y carotenos, muy importantes para la salud ocular y para proteger la piel contra los radicales libres y el sol. Además, la nectarina refuerza nuestro aparato digestivo, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y combate el estreñimiento.

Si eres más de dulce que de salado, ¡no puedes perderte este postre tan exquisito! Suave, delicioso y refrescante, este mousse de queso y nectarina, con una textura esponjosa, se convertirá en tu aliado este verano. ¡Toma nota!

 Ingredientes para cuatro personas:

•       4 nectarinas

•       250 g de queso cremoso

•       100 g de azúcar glas

•       200 g de queso fresco

•       1 cucharada de zumo de limón

•       100 g de almendras fileteadas

•       Unas pastas de mantequilla, frutos del bosque o frutos secos para decorar


Paso a paso

  1. Pelar las nectarinas, retirar el hueso y triturar la pulpa junto con el zumo de limón hasta obtener una masa homogénea a modo de puré.
  2. Mezclar el queso de untar con el queso fresco y el azúcar glas, y remover bien hasta que quede unificado.
  3. Incorporar nuestro puré de nectarina a la crema de queso y volver a mezclar bien todo.
  4. Pasar esta crema batida a cuatro vasos o copas y reservar en la nevera durante un mínimo de 2 horas para que adquiera consistencia.
  5. Decorar con trocitos de nectarina y si se desea con alguna pasta de 
    mantequilla, frutos del bosque o frutos secos.


Consejo: Si quieres que tu postre contenga menos calorías, puedes sustituir las variedades de queso por la versión light. Una opción que, además, hará tu crema mucho más ligera.